Teléfonos: (55) 25-94-36-99

(55) 58-41-89-86

Vigilando lo que te importa

Alarmas

Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva. Esto significa que no evitan una situación anormal, pero sí son capaces de advertir de ella, cumpliendo así, una función disuasoria frente a posibles problemas.

Por ejemplo:

La intrusión de personas.

Inicio de fuego.

El desbordamiento de un tanque.

La presencia de agentes tóxicos.

Cualquier situación que sea anormal para el usuario.

Son capaces además de reducir el tiempo de ejecución de las acciones  a tomar en función al problema presentado, reduciendo así las perdidas.

 

Funcionamiento.

Una vez que la alarma comienza a funcionar, o se activa dependiendo del sistema instalado, esta puede tomar acciones de forma automática, por ejemplo:

Si se detecta la intrusión de una persona a un área determinada, puede mandar un mensaje telefónico a uno o varios números.

Si se detecta de humo, calor o ambos, mandar un mensaje al servicio de monitoreo o accionar la apertura de rociadores en el techo, para que apaguen el fuego. Si se detecta la presencia de agentes tóxicos en un área, cerrar las puertas para que no se expanda el problema.